Al final todo va a salir bien. Y si no ha salido bien, es que todavia no es el final.

mercredi 19 mars 2014

“Llegué consumida y enclenque. Entonces no sabía lo que me merecía. Puede que aún no sepa bien lo que me merezco. Pero sí sé que en los últimos tiempos me he reconstruido a mí misma -disfrutando de placeres inofensivos- y que hoy soy una persona mucho más pura. Ahora existo más que hace cuatro meses. Y me voy con la esperanza de que esa expansión de una persona - esa magnificación de una vida- sea un acto meritorio en este mundo. Pese a que esa vida, por primera vez y sin que sirva de precedente, no le pertenece a nadie más que a mí.”

Comer, rezar, amar. Elizabeth Gilbert



Anímicamente : neutral
Físicamente: Cansada
Mentalmente: Cansada


Y no sabes querida, Cómo extraño mi calma!

3 commentaires:

  1. Croe que de alguna manera buscamos ese agotamiento físico para que el mental no nos impida dormir.

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero aún así al menos yo me levanto una o dos veces en la noche aún más cansada de lo que me acosté, muy desorientada, y ni qué decir como me levanto en la mañana, mismo muerto sin energías.

      Supprimer
    2. Para mí las mañanas no son tan malas hasta que llego a la guardería y entonces todo me pesa, ni qué decir después de las 12, estoy sentada mirando a los niños jugar y cada vez que tengo que levantarme a hacer algo me mareo y pienso: dios mío, ¿cómo voy a ir esta tarde al gym? Pero si no voy me muero de sentimiento de culpa, veáse ayer.

      Supprimer